Niveles del sistema Choy Lee Fut

Choy Lee Fut, proveniente de la provincia de Cantón, en el sur de China, es uno de los estilos de Kung Fu más ampliamente practicado, con profundas raíces en las artes marciales tradicionales del templo Shaolin.

Chan Heung, combinó los conocimientos aportados por sus tres maestros (Chan Yeun Wu, Lee Yau Shan y el monje Choy Fook) en un sistema completo y coherente: el estilo Choy Lee Fut, llamado así en memoria de sus mentores y Fut (Buddha en cantonés) para indicar el origen budista del arte.

El Choy Lee Fut, que se ha perfeccionado y refinado durante su utilización en guerras y numerosos conflictos, es bien conocido por su velocidad y poder, sus suaves movimientos circulares de cuerpo y flexible trabajo de piernas. Combina las poderosas técnicas de mano, características de los estilos del sur, con las versátiles técnicas de pierna del norte. Se enfatiza el uso inteligente de la fuerza externa en combinación con la voluntad (fuerza interior).

Las milicias chinas prefirieron este sistema para luchar contra la dinastía Ching y esa instrucción fue utilizada después en otros conflictos militares, lo que dejó al Choy Lee Fut el sello indeleble de la popularidad.

La potencia y velocidad de sus golpes y desplazamientos (golpes rectos y circulares de puño, palmas, dedos, patadas, codos, rodillas... en cualquier ángulo y dirección), sus propias características técnicas y estratégicas, su dominio de las técnicas, un amplio arsenal de armas de guerra (lanzas, espadas, espada para jinete) y utillaje adaptado para la pelea (abanico, azada), el uso de Jongs (especie de “robots” construidos con poleas, palancas, contrapesos, etc., para mejorar aptitudes y atributos como luchador), Danzas de León, Feng Shui, Medicina Tradicional China, y uno de los sistemas de Qigong más completos de cuantos se han creado: el Lohan Qigong, lo convierten una de las artes marciales más completas y reconocidas de cuantas existen.

Todo el cuerpo teórico y práctico de este sistema se encuentra convenientemente depositado en el Guardián del Sistema, el Gran Maestro Jerng Mun Yun CHEN YONG FA.

Las diferentes formas del Choy Lee Fut son divididas en tres niveles de aprendizaje: Nivel Primario, Nivel Secundario y Nivel Terciario.

 

Nivel Primario

En el primer nivel podemos encontrar un importante arsenal de técnicas de combate, donde el estudiante aprenderá las bases del sistema hasta lograr un importante dominio de sus principios. Las armas que se aprenden en este nivel son: Dan Dho (sable), Gim (espada de doble filo), Ying Cheung (lanza) y Kwan (palo). También algunos muñecos básicos como el Ching Jong, Sao Bao Jong o Chuin Lung Jong, y algunas formas de dos hombres... También, Sub Bak Lohan Sau (Las 18 manos de Buda) es el sistema de Qigong que correspondería a un estudiante de este nivel.

 

 

Nivel Secundario

En el segundo nivel penetramos en un manejo más refinado de nuestras técnicas. Nos introducimos en los Pa Kwa´s, y a otras formas de mano vacía que exige de una mayor complejidad en su ejecución, y de una comprensión más profunda del sistema. Las armas de este nivel también necesitan de un entrenamiento más complicado (armas articuladas, abanico, etc.) y Jongs de un manejo que exige un buen nivel para conseguir manejarlos con certeza (por ejemplo, el Soi Sao Jong o el Ma Jong, son muñecos que podrían resultar peligrosos para un estudiante poco preparado).

La comprensión y aplicación de las "puertas" adquieren una mayor importancia en esta etapa. Este nivel nos encontraríamos el grueso de los subsistemas que conforman el Choy Lee Fut. En Qigong, sería el Siu Lohan (Pequeño Lohan) el sistema que correspondería a este nivel.

 


Nivel Terciario

En el tercer nivel se encuentran las formas más avanzadas del sistema. Son pocos los maestros que han llegado a este nivel. Aquí corresponden las formas de los animales, entre otras. Tai Luo Han y Wu Chi Kuen serían las formas de Qigong del Choy Lee Fut que corresponderían a este nivel.

Esto es el Choy Lee Fut: un sistema de Kung Fu con un amplio repertorio técnico, un profundo contenido en cuanto a conocimientos, y un entorno donde se sigue trabajando dentro de la observancia de la tradición y sus valores.