Historia del Lo Han Qigong

 

Desde el inicio de la humanidad. Las personas fueron observando a base de la experiencia que si realizaran determinadas danzas, adoptaban determinadas posturas, repetían cánticos o respiraban y /o  se movían  de una u otra manera su estado de ánimo, sus dolencias cambiaban o mejoraban.

Datos históricos confirman que durante hace unos 4000 años las personas danzaban para regular el Qi y la respiración para mejorar sus enfermedades. 

La teoría del Qi o Chi va unida al nacimiento de la Medicina Tradicional China. Hace unos 2300 años los conceptos y bases de la MTC quedaron descritos en el libro HUAN DI NEIJING (clásico de Medicina interna). Esta “biblia” para la MTC se inicia con una introducción al Qigong  que sigue siendo  muy válida a pesar del paso de los años:

 

- En la alta antigüedad se vivía hasta los cien años sin que la actividad se debilitase. La gente de hoy están ya débiles a los 50.

- Siguiendo el Dao, los antiguos se modelaban segun el Yin-Yang y se adecuaban a los números.

Eran moderados en su alimentación y ordenados en sus actividades. Evitaban el exceso de trabajo, cuidaban de no deteriorar su cuerpo y su espíritu, pudiendo así vivir muchos años.

 

La gente de hoy ya no actua así, abusan del alcohol, son temerarios y lujuriosos. Las pasiones agotan su esencia y dilapidan su aliento natural. Insaciables e inconsiderados se dejan llevar por sus tendencias. Van en contra de las verdaderas alegrías de la vida, se agitar y excitan sin medida y se fatigan prematuramente.

Los sabios de la antigüedad apredían a evitar a tiempo las perversiones del agotamiento y los vientos piratas y  a mantener, mediante la calma y la concentración, su aliento natural en la docilidad, a contener su espíritu en el interior de tal forma que las enfermedades no tuviesen donde agarrarse. Frenando los apetitos y con la contención de las debilidades el  corazón permanece apacible y sin sobresaltos, es cuerpo trabaja sin agotarse, el aliento sigue un curso regular y cada uno de ellos está satisfecho.

Apreciando la alimentación, conformes con sus vestidos, alegres en su simplicidad, sin envidiar condiciones más altas, las gentes eran “simples”. Ninguna codicia trubaba su mirada, ningún desarreglo alcanzaba su corazón. Gentes ordinarias o sabias, todos ignoraban las perturbaciones emocionales, ya que se adaptaban al Dao. Alcanzando 100 años sin que su actividad disminuyera pues su virtud no desfallecía.

 

Este libro contiene otras alusiones o “perlas” como:

- Debemos respirar la esencia de la vida, regularizar la respiración para preservar el espíritu y conservar los músculos relajados.

- Aquellos que sufren de los riñones deber practicar el siguiente ejercicio para mejorar su enfermedad: de pie, con el rostro hacia el sur por la mañana al alba inspirar 7 veces sin pensar en nada más.

Siendo está ya una referéncia inequivoca y directa de lo que nosotros conocemos  hoy en dia como Qigong.

 

Diferentes acontecimientos, citas, estudios, corrientes filosóficas fueron enriqueciendo la teoría y práctica del Qigong. En el año 1.100 AC surge el I Ching (tratado de los cambios) donde se introduce el conceptoe y la relación mútua de  Cielo - Hombre - Tierra. Sobre la misma época LaoTze  en su obra Tao Te King habla de técnicas de respiración. El Budismo  (durante las dinastías   Qin y Han 221AC a 220DC) se va introduciendo desde la India. 

 

Durante este periodo el doctor Hua Tuo crea un sistema de ejercios llamado Wu Qin Xi “juego de los cinco animales” utilizado para prevenir y curar enfermedades: “El cuerpo humano necesita trabajo físico y ejercicios pero sin exceso. Los movimientos dispersan el gas de la digestión, ayudan a la circulación de la sangre y de esta manera la enfermedad no puede ocurrir.